10 errores que cometes al poner la lavadora, y cómo remediarlos

La OCU recordaba hace poco cuáles son los fallos más comunes que cometemos a la hora de poner la lavadora. Aunque solemos mirar los bolsillos para detectar la presencia de clínex, dinero u horquillas, otras cosas se nos olvidan al poner la colada. Repasa las más importantes para poder corregirlas.

10 errores más comunes al poner la lavadora

  • Ignorar las manchas: Muchas de ellas no saldrán con un lavado convencional. Debes utilizar productos especiales -tanto caseros como naturales- para retirar la grasa, el vino, el café o lo que sea la mancha. No te pases con la temperatura alta máxima que indica la etiqueta.
  • Sobrecargarla: Nunca deberías llenar demasiado el tambor o su acción mecánica no podrá ser realizada correctamente. Al menos tiene que haber una mano de espacio libre entre las prendas y la parte superior del tambor.
  • No separar por colores y tejidos: Si no separas las prendas de color y las blancas puedes llevarte un disgusto gordo. Además de por colores, debes separar tu ropa sucia según la temperatura de lavado recomendada. Están las de agua fría, las de agua templada (30º) y las de agua caliente (60º).
  • Calcetines sueltos: Los expertos de la OCU recomiendan introducir los calcetines -y otras prendas pequeñas, como la lencería- en una bolsa de malla. Así no los perderás y podrás emparejarlos adecuadamente. 
  • Cantidades erróneas de detergente y suavizante: Ni por exceso ni por defecto. Lee relajadamente las indicaciones del fabricante y síguelas.
  • Lejía a tutiplén: Debes recordar que su uso solamente se recomienda para quitar alguna mancha o blanquear alguna prenda en concreto, ya que puede estropear tu ropa. Recurre a ella solamente de forma puntual. 
  • Lavado en agua fría: Aunque ahorres, dificulta que quites adecuadamente las manchas y además, pueden permanecer los malos olores. Casi todos los tejidos admiten una temperatura de 30 ºC. 
  • Centrifugar a muchas revoluciones: Si te pasas con el centrifugado puedes estropear la ropa. Soalmente está indicada esta velocida para las prendas de algodón.
  • Dejar la ropa lavada varias horas dentro de la lavadora: De esta manera se multiplicarán las arrugas y la ropa podrá coger mal olor a humedad.
  • No lavar la lavadora: Debes hacer lavados periódicos solamente con agua tibia y vinagre, quitar la suciedad de la goma, vigilar que no se tupa el tambor y limpiar con frecuencia los filtros de desagüe y las gomas, así como los cajetines de detergente.