Cosas que no deberías meter en el lavavajillas

Si lo llenas hasta el tope y te encargas de un buen mantenimiento y limpieza, el lavavajillas es un electrodoméstico muy útil que te puede permitir ahorrar agua  detergente, ganar tiempo y asegurar la limpieza de tu menaje y utensilios de cocina.  

No obstante, no todo vale: hay cosas que no puedes meter en el lavavajillas debido a su carácter frágil o a que sus materiales -por ejemplo esmaltados y pegamentos- pueden estropear tu electrodoméstico. Te contamos cuáles son.

5 objetos que nunca deberías meter en el lavavajillas

  • Utensilios de madera: Ya sean espátulas, cucharas, cuencos u otras cosas, no deberías hacerlo, sino fregarlos a mano o la delicada madera podrá estropearse por un exceso de humedad, incluso pudrirse. Si están barnizados, también perderán su protección.
  • Sartenes y ollas antiadherentes: Las magníficas propiedades de estos utensilios, que consiguen que la tortilla y muchos otros alimentos no se te peguen, se pierdan a los pocos lavados. Se recomienda usar estropajo suave y agua tibia, además de jabón, para completar su proceso de lavado. Tampoco debes meter en el lavavajillas las ollas o las sartenes de cerámica ni normalmente las de aluminio.
  • Cuchillos buenos: Si tienes cuchillos bien afilados y de buena calidad, friégalos para no deteriorar el filo. También es importante secarlos con un trapo para evitar la humedad.
  • Copas finas: Si no quieres que aparezcan rotas o rasgadas, desdeña para ellas el uso del lavavajillas. El aparato puede propiciar que pierdan brillo, propiciado por el empleo de plomo.
  • Piezas con pegamento: Si has pegado por ejemplo un asa o un mango con pegamento, deberás lavar ese objeto a mano para que no sufra debido al calor  y al detergente.

Por último, no olvides quitar las etiquetas de tus utensilios de cocina nuevos, ya que estas pegatinas pueden tanto atascar el filtro como manchar otros recipientes.