Cómo desatascar el fregadero: trucos caseros y consejos

El fregadero es uno de los elementos del hogar que más se atasca, dando problemas al taponarse por culpa de salsas, pequeños pedazos y restos de comida o suciedad. Para que puedas solventar el problema sin tener que llamar al fontanero, te contamos algunas de las técnicas caseras más efectivas para subsanar el problema.

  • Utiliza un desatascador: Debes tapar el rebosadero con cinta adhesiva o un trapo o bayeta, llenando la pila de agua y bombeando. El efecto de succión será en encargado de desatascar el temido fregadero. Después deberás retirar los trozos sólidos que han atascado el fregadero y llevarlos al bote de basura.
  • Emplea una mezcla casera: Una «poción» infalible es la resultante de la combinación de agua hirviendo, bicarbonato y vinagre. Se trata de una mezcla muy efectiva, barata y medioambientalmente responsable. Primero añade el bicarbonato y después una de agua hirviendo. A continuación añade otra taza de bicarbonato y por último una de vinagre, tapando el desagüe. Cuando se acabe el ruido, incorpora agua hirviendo.
  • El más famoso de los refrescos: Todavía no se conoce la fórmula de la Coca-Cola, pero sí que sabemos que sirve para desatascar tu fregadero. Añade entre dos y tres latas y deja que reposen un cuarto de hora, repitiendo el proceso hasta lograr el éxito. Puedes incorporar agua hirviendo y añadir un chorrito de vinagre.

El buen mantenimiento es esencial. No olvides retirar adecuadamente la comida de los platos, usar rejillas protectoras, jamás tirar aceites o disolventes -debes llevarlos a un punto limpio- y echar una olla semanal de agua hirviendo para prevenir este problema.  ¿Conoces más trucos caseros para desatascar el fregadero? ¡Déjanos un comentario relatando tu experiencia!

Postdata: Por supuesto, en caso de no lograr desatascar el fregadero por ti mismo, no olvides llamar al fontanero para que solucione el problema.