Lavar platos

¿Sabes cuál es la mejor manera para fregar los platos más rápido y que queden impolutos? Hay varios trucos que puedes poner en práctica para ver el fregadero despejado y limpio. El mejor consejo es no dejar que pasen las horas: no te vayas a dormir con una pila de platos sucios esperándote para el día siguiente. Además, los restos de comida, especialmente con el calor y la humedad, pueden desencadenar malos olores, la aparición de bichos y problemas de salubridad en tu cocina.

Así pues, lo primero que debes hacer es fregar siempre después de utilizar la loza. La suciedad estará menos pegada y, por tanto, saldrá con mayor facilidad.

Trucos para fregar los platos más rápido

  • Quita primero todos los restos de comida: Este consejo te resultará muy fácil¡, te permitirá reciclar los residuos y además, evitará que se produzcan tapones en el fregadero. Fíjate que no queden huesos de aceituna, restos de ensalada, espinas de pescado, etcétera.
  • Friega mientras cocinas: Mientras hierve el agua de la pasta o esperas a que esas lentejas se hagan a fuego lento, pon a remojo los utensilios grandes como ollas y sartenes o, si puedes, friégala.
  • Hazlo en orden y por tipo: Friega todos los vasos, todos los platos o los cubiertos de cada tipo seguido, ya que te resultará más sencillo.
  • Enjabona todo junto y aclara luego: Unificar las tareas es una de las mejores maneras de fregar los platos más rápido, además de ahorrar agua en tiempos de sequía. Enjabona todo en el orden que hemos dicho, y después aclara todo con agua.
  • Seca todo y guárdalo para que la loza no se acumule y no te olvides de limpiar también el fregadero, retirando los restos de alimentos y jabón.

Como consejo extra, y si no quieres acabar tú también lleno de agua y jabón, ponte delantal para fregar los platos.