lCómo limpiar la freidora paara que quede como nueva

No es el aparato que se limpia con más frecuencia, pero no debes olvidarte de él. Hablamos de la freidora, esa que nos ayuda a preparar comidas como las patatas o las croquetas y que llega a acumular altas dosis de grasa y suciedad, tanto en su interior como en su exterior.

Para limpiar la freidora en casa no deberías esperar a que se encuentre en su punto álgido de suciedad, sino hacerlo de forma periódica siguiendo los pasos que encontrarás a continuación.

Cómo limpiar la freidora en casa, paso a paso

No olvides leer previamente las instrucciones de uso.

  • Desenchúfala y espera a que enfríe. Vierte el aceite en una botella usando un embudo para llevarlo al correspondiente punto de reciclado.
  • Retira la canastilla y friégala a mano o en el lavavajillas. Usa agua caliente y jabón.
  • Si está muy sucia o con grasa pegada la mejor opción es llenarla de agua y aportar una taza de vinagre, cerrarla y encenderla hasta que el agua hierva. Así podrás retirar de forma cómoda toda la suciedad.
  • Otra técnica muy útil es emplear bicarbonato de sodio, formando una pasta con ayuda de agua. Aplícala a las zonas más sucias y frota con un viejo cepillo de dientes. Finaliza secándola con un trapo.
  • Puedes retirar las incrustaciones con ayuda de una espátula, rascando suavemente.
  • Para la parte exterior puedes limpiar con vinagre, agua tibia y un chorrito de limón que reducirá la presencia de malos olores.