Cómo limpiar los adornos de Navidad de una forma efectiva

Diciembre es el mes en el que las personas más navideñas desempolvan el árbol y sacan toda la decoración para dar la bienvenida a la celebración invernal. Por eso, hoy te enseñaremos cómo limpiar los adornos de Navidad de un modo muy eficaz. Es importante guardarlos limpios, en una caja y conservarlos en un lugar fresco, seco y ventilado, evitando la humedad.

Utiliza una bayeta húmeda para eliminar las bolas y otros motivos decorativos del árbol de Navidad. Seca bien cada pieza con papel de cocina, evitando que queden huellas de agua.

Cuidado con las luces: estas no deben limpiarse con agua, o podrías estropearlas. Pasa un trapo, cepillo suave o pincel para retirar el polvo acumulado en las pequeñas bombillas.

Si hay adornos de tela, papel u otros materiales delicados como el terciopelo, no uses bayeta húmeda, sino un trapo seco. Lo ideal para limpiar el árbol es emplear un plumero primero y después, pasar una bayeta de microfibra humedecida con agua y jabón para quitar el olor a cerrado.

En el caso de los adornos del belén, si están realizados en resina puedes pasar un paño con agua tibia y jabón a cada pieza. Para el polvo acumulado en las grietas, emplea un pincel o brocha.