Existen diferentes consejos de limpieza para personas alérgicas

¿Sufres habitualmente alergia? Durante la primavera, y en menor medida durante el verano, se multiplican las alergias, y es importante atender a diversos consejos de limpieza para minimizar su impacto.

Aproximadamente el 60% de los casos de alergias, rinitis, conjuntivitis o asma se vinculan a los alérgenos de los ácaros, un tipo de artrópodos que no se ven a simple vista pero con los que convivimos a diario.

Los ácaros viven en el polvo, en tejidos y tapicerías, alimentándose de las células de descamación de la piel. Se acumulan en los colchones y en la ropa de cama, abundando más en climas húmedos y cálidos.

Consejos para evitar la alergia en casa

  • La luz solar es tu gran aliada: Tanto la luz del sol como los rayos UV son acaricidas, ya que el calor regula la humedad ambiental y evita la proliferación de los ácaros. Procura que tu dormitorio reciba bastante luz solar y pon el colchón al sol dos veces al año.
  • Cuidado con la decoración: Evita las tapicerías, como cortinas o alfombras, -o recurre a un servicio de limpieza profesional de modo periódico-. No acumules ornamentos, libros o posters sin enmarcar.
  • Mantén la casa frecuentemente ventilada: Abre las ventanas al menos media hora diaria, especialmente a la hora con mayor insolación y después de la limpieza. Así, reducirás la humedad ambiental y la temperatura, dificultando la proliferación de ácaros.
  • Es más adecuado limpiar durante las mañanas, preferiblemente con las ventanas abiertas y usando un paño húmedo para el polvo.
  • Aspira con filtros: Elige un aspirador mejor con filtro HEPA -que elimina polvo, los ácaros muertos y sus excrementos-. Hazlo con frecuencia semanal, en especial para las tapicerías y tejidos –almohadas, colchones, sofás, cortinas, alfombras, peluches–. Haz hincapié entre las costuras, donde hay una mayor concentración de ácaros.
  • Cambia la ropa de cama dos veces a la semana en primavera y verano: Puedes comprar ropa de cama antialergias –mantas, edredones, fundas de almohada y colchón– diseñada por firmas especializadas en su tratamiento. Están confeccionadas con tejidos naturales de poro muy pequeño, que impiden el paso de los diminutos ácaros y sus alérgenos, sin dejar de ser transpirables. Para eliminar los ácaros en la lavadora, programa lavados a una temperatura superior a los 60°C.
  • Mantén la temperatura del dormitorio inferior a los 22°C. Los ácaros proliferan en ambientes cálidos, a partir de los 20°C.
  • Deshumidificador para evitar el problema: Además de temperatura cálida, los ácaros precisan de un ambiente húmedo para proliferar. Crecen bien con humedad relativa alta, de entre el 70-80%. Por debajo del 45% los ácaros desaparecen del todo. Utiliza por ello el eshumidificador cuando sea necesario.
  • Procura que el aire esté libre de alérgenos: Existen purificadores que no solo eliminan el polvo y los ácaros, también pólenes, esporas, olores, alérgenos de mascotas y sustancias químicas en suspensión.