Cómo limpiar una cafetera italiana correctamente

Tras casi un siglo de historia, la cafetera italiana sigue siendo la reina imbatible de muchas cocinas. Es un artilugio fácil de usar, de alta durabilidad, que ocupa poco espacio y que prepara un café delicioso. Para que siga funcionando adecuadamente debes aplicar unos cuantos consejos de mantenimiento, como su adecuada limpieza. Muchas personas no saben si usar jabón, si deben limpiarla después de cada uso o cómo completar este proceso adecuadamente.

No te preocupes: limpiar una cafetera italiana es mucho más sencillo que limpiar una cafetera exprés. Estos son los pasos que debes seguir:

  • Separa las piezas: desenrosca la parte de arriba, retira el filtro y vacía los posos y los restos del café.
  • Es mejor lavarla a mano, aunque algunas cafeteras de acero inoxidable pueden meterse en el lavavajillas.
  • No uses productos abrasivos: emplea un estropajo suave y jabón lavaplatos, enjuagando bien cada elemento.
  • Si la cafetera está muy sucia, lo más recomendable es ponerla a remojo durante unos minutos con agua caliente y jabón, de manera que la suciedad o los restos se ablanden con facilidad.
  • Cuando la cafetera está quemada por abajo, prepara una mezcla de agua, vinagre y bicarbonato, introduce la cafetera y calienta hasta que hierva. Después, limpia la base frotando en círculos ¡listo!
  • Para limpiar el filtro, puedes usar un cepillo.
  • Además de enjuagar, el secado es clave: así evitarás la humedad y la oxidación.
  • Si esta quemada por dentro, aplica el mismo truco que cuando está quemada por fuera. Pon al fuego la cafetera con agua y vinagre, vacía, desmonta y aclara con agua y jabón.

Ya no tienes excusas para no limpiar una cafetera italiana adecuadamente.