Cómo lograr que el fregadero recupere brillo

¿Quieres sacar brillo a tu fregadero de acero inoxidable? Te contamos algunos de los ingredientes que necesitas para que esta importante zona de tu cocina quede como nueva y los pasos a seguir para completar el proceso de limpieza.

Es importante destacar previamente que jamás debes usar productos químicos abrasivos, que pueden rayar la delicada superficie del fregadero.

Cómo limpiar un fregadero de acero inoxidable

  • Limpia la suciedad frotando con una esponja suave y detergente líquido, eliminando las áreas más sucias, grasa y partículas de polvo. Emplea agua caliente para que la limpieza sea más efectiva.
  • Procede a aplicar media taza de vinagre blanco con un paño húmedo para deshacerte de las áreas difíciles.
  • Espolvorea una cantidad similar de bicarbonato de sodio y frota con una esponja suave, añadiendo más agua si aparecen grumos.
  • Enjuaga el fregadero de acero inoxidable con agua caliente y frota hasta sacarle brillo.
  • Como último truco, añade unas gotitas de zumo de limón que tiene potencial desinfectante y elimina los malos olores. Para garantizar un brillo estupendo, incorpora un poco de aceite de oliva, secando con una toalla limpia. ¡Brillo garantizado!

Y tú, ¿ya tienes claro cómo dejar tu fregadero de acero inoxidable como nuevo?