Cómo mantener siempre limpias las bayetas de microfibra

Las bayetas de microfibra se han convertido en aliadas clave durante los últimos años para limpiar toda clase de superficies de nuestro hogar. Frente a trapos y paños tradicionales resultan más cómodas, no dejan pelusa, absorben el polvo mejor y, si las cuidamos adecuadamente, duran más tiempo y nos permitenn ahorrar.

Si quieres saber cómo realizar el mantenimiento básico y limpiar las bayetas de microfibra, presta mucha atención.

Cómo limpiar las bayetas de microfibra de la manera adecuada

  • Nunca las dejes sin limpiar tras cada uso: No cuesta nada enjuagar tu bayeta de microfibra una vez la hayas usado para que no queden líquidos, grasas, pelusas, malos olores, suciedad o restos de comida. Deja que se seque bien tras escurrirla.
  • Lava a mano tus bayetas de microfibra: Puedes hacerlo con agua caliente y jabón frotando bien dentro de una palangana o, para más eficacia, dejándolas a remojo. Puedes incorporar un chorrito de vinagre y limón si quieres incrementar el potencial desinfectante.
  • Pon una lavadora con tus bayetas: Puedes programar un lavado corto con tus bayetas, evitando que entren en contacto con ropa delicada. Dependiendo del uso que les des, decidirás la frecuencia óptima de lavado. Eso sí, no las tires. Con un buen mantenimiento, las bayetas de microfibra pueden durarte durante muchos años.