Cómo repartir los estantes de la neveraCómo repartir los estantes de la nevera, paso a paso, paso a paso

¿Tu nevera está hecha un absoluto desastre? ¿No sabes cómo distribuir los alimentos y siempre acabas con comida en mal estado, vegetales con moho o desperdicios? Hoy te enseñaremos cómo organizar los estantes de la nevera para extraer el máximo partido y rendimiento de este electrodoméstico de uso tan común.

A continuación, te revelaremos algunos consejos como la temperatura ideal y lo que debe ir en cada estante para un orden óptimo de la nevera.

Claves para organizar los estantes de la nevera y ganar espacio

  • Pon la nevera a la temperatura ideal: La nevera tiene que estar a una temperatura idónea de 5ºC y el congelador aproximadamente -18ºC -. Es fundamental no llenar demasiado el frigorífico ni tampoco dejar la puerta abierta durante demasiado tiempo. Tampoco olvides hacer limpieza regular.
  • Un estante para cada tipo de alimento: Esta se trata no solamente de una medida higiénica, sino también organizacional, ya que de este modo evitarás malos olores y contagio de aromas y sabores.Además, la temperatura no se distribuye de forma uniforme dentro de la nevera.
  • Reparte así los alimentos: La distribución deberá ser la siguiente: abajo del todo, en el cajón más amplio, las verduras, en el último estante normal carnes y pescados y lácteos, embutidos, hummus, encurtidos abiertos, sobras o conservas ya empezadas en los estantes medios o superiores. En la puerta, que es la zona menos fría de la nevera se ponen huevos, bebidas, mantequilla, mermeladas y salsas.
  • Puedes usar papel film transparente o papel de aluminio en todos los estantes, reemplazándolo habitualmente para completar el proceso de limpieza.
  • Caja de caducidad: Puedes reservar una caja aparte en la nevera para aquellos alimentos a punto de caducar. Los aperitivos pueden situarse en los lados internos empleando bolsas con efecto ventosa.
  • Para ganar espacio, puedes usar tuppers transparentes -etiquetados adecuadamente con el tipo de alimento-, congelar alimentos al vacío o almacenar latas y botellas en forma de pirámide. También puedes tener una pizarra en la puerta con los productos que sobran y faltan.