Cómo puedes fabricar quitagrasas casero, paso a paso

Utilizando para la limpieza del hogar los ingredientes que tienes por casa naturales, económicos o de uso habitual puedes ahorrar mucho dinero. Hoy, queremos darte una serie de pautas bien sencillas para preparar tu propio quitagrasas casero.

Pasos para elaborar un quitagrasas casero

  • Reúne los ingredientes necesarios: Para un quitagrasas casero totalmente natural necesitarás vinagre blanco o destilado -ideal para limpieza y disponible en cualquier supermercado-, el zumo de dos limones, una cucharadita de bicarbonato y tu aceite esencial favorito para dejar buen olor.
  • Mezcla tres partes de agua por cada una de vinagre. Combina todos los ingredientes y añade unas gotas de aceite esencial hasta que el olor sea de tu agrado. Los más recomendables son los de cítricos o lavanda. Recuerda que el vinagre es el principal motor de tu quitagrasas casero, por sus dotes desinfectantes. Unido al poder disolvente del bicarbonato, resultará infalible.
  • Ingredientes alternativos: También es válido el jabón neutro en polvo, el romero, o incluso la pasta de bicarbonato aplicada aparte sobre la grasa de los azulejos.
  • Deposita tu preparado en un pulverizador: Echa tu quitagrasas casero en un spray y aplícalo en las superficies como baldosas, encimera, WC, mármol y otros lugares en los que haya grasa y suciedad incrustadas. Permite que actúe durante un par de minutos, aclara con una bayeta húmeda y, ¡listo!
  • ¡No lo tires! Guarda la mezcla con tus productos de limpieza y utilízalo siempre que quieras.