Cómo quitar grasa de la campana extractora de la cocina

Quitar grasa de la campana extractora es más sencillo de lo que crees y debes hacerlo con regularidad, ya que la presencia de esta sustancia puede empeorar el funcionamiento del aparato e incluso, propiciar malos olores que se extenderán por toda tu cocina.

Si no quieres emplear un producto quitagrasas -los más comunes en el mercado son en formato spray- puedes ingredientes que tengas por casa como el bicarbonato de sodio con limón o vinagre blanco, con propiedades desinfectantes. Estos son algunos trucos a tener en cuenta.

Trucos para quitar grasa de la campana extractora

  • Nunca utilices estropajo ya que puedes rayar y estropear la superficie. Retira los restos del producto que apliques con un paño húmedo, mejor de microfibra o que al menos no deje pelusas.
  • Si tu campana extractora es de aluminio o de acero deberás usar productos especializados para estos materiales.
  • Saca el filtro y recuerda limpiarlo a fondo con agua y jabón -o usando tu lavavajillas-.
  • El amoniaco es recomendable para desincrustar la grasa del interior de la campana sin mojar el motor. Usa bayeta de microfibra para sacar los restos.
  • Hierve una olla con agua y limón dejando la campana encendida durante quince o veinte minutos para ablandar la grasa. También es útil para quitar los malos olores.
  • ¡No te olvides de las esquinas! Un cepillo de dientes te ayudará a acabar con su suciedad.