Cómo quitar las manchas de cal de las macetas rápidamente

¿Sabes cómo quitar las manchas de cal de las macetas de tus plantas? Antes de nada, deberías saber que la cal es un compuesto químico formado por iones de calcio y magnesio disueltos, que tienen efecto en la dureza del agua. Los suelos ricos en minerales y rocas calcáreas tienen un agua dura, mientras que aquellos de arenisca o granito son de agua blanda, con bajos índices de cal.

El exceso de cal puede afectar negativamente al crecimiento de las plantas, causando una mala absorción de agua y nutrientes, un aumento del pH del agua y del suelo, o daños en las raíces, las hojas y los frutos.

Si la cal también ha llegado a tus maceteros, no te preocupes: ha llegado la hora de limpiarlas. Estas manchas blancas se depositan tras el riego. Este truco te ayudará a acabar con ellas y también con el moho y el musgo.

El truco para quitar las manchas de cal de las macetas

Deberás preparar un sencillo, económico y ecológico limpiador natural en el que podrás sumergir tus macetas: tendrás que combinar agua tibia, vinagre y sal fina y dejar a remojo tus maceteros durante unos 20 minutos.

Al pasar este tiempo, frota con un cepillo de cerdas duras o una esponja sobre las manchas.

Si solamente quieres limpiar el exterior de las macetas sin tener que ponerlas en remojo, añade bicarbonato a la mezcla y aplícala con un spray difusor, pasando a los veinte minutos una esponja húmeda. Comprobarás de primera mano lo sencillo que resulta quitar las manchas de cal de las macetas.