Cómo limpiar un táper

¿Sabes cómo limpiar un táper para que quede como nuevo? Mientras que los de cristal son más fáciles de limpiar, los de plástico son más problemáticos, ya que suelen acumular malos olores y la grasa es más difícil de quitar. Sin embargo, hay muchos productos caseros que puedes utilizar para este proceso de limpieza.

Un truco muy valioso y sencillo es llenar un táper con agua caliente, añadir un chorrito de jabón lavaplatos e introducir papel absorbente de cocina en trozos. Cierra la tapa hermética y agita durante un minuto. Podrás comprobar que es mucho más fácil de enjuagar.

Otro gran aliado es el limpiador casero preparado a base de agua tibia, un buen chorro de vinagre blanco de limpieza y una cucharada generosa de bicarbonato. Si hay mucha grasa pegada, déjalo a remojo toda la noche y friégalo bien al día siguiente.

Otro truco sorprendente es combinar cubitos de hielo y azúcar, junto con agua y un chorro de lavavajillas. Tras unos minutos de reposo podrás limpiarlo sin dificultad.

Por último, lo más recomendable para las manchas es frotar con medio limón, o hacer un preparado con zumo de limón y agua caliente. Acabará con las manchas de grasa más difíciles y neutralizará el mal olor.