Los mejores trucos para limpiar la puerta del garaje

Es bastante habitual que la puerta del garaje se ensucie durante los meses de otoño y de invierno, debido a la mayor presencia de barro, hojas o lluvia. Los expertos recomiendan limpiar la puerta del garaje cada cuatro meses, siempre evitando los estropajos metálicos o los productos químicos abrasivos que puedan dañarla.

Limpiar la puerta del garaje es más sencillo de lo que parece. Solamente debes seguir estos pasos:

  • Utiliza un cepillo de mano para eliminar la suciedad superficial.
  • Limpia la puerta con una esponja húmeda o una bayeta limpia y suave.
  • Para la limpieza, utiliza una mezcla de jabón suave -o un lavavajillas doméstico- con agua tibia.
  • No te olvides de las juntas, marcos, herrajes o pomos de la puerta del garaje.
  • Si la puerta fuese de madera, puedes aplicar una imprimación y una nueva capa de barniz protector en el caso de que esta capa se haya deteriorado.
  • Si hay elementos de plástico, no emplees alcohol. Utiliza un producto de limpieza suave y un paño que no deje pelusas.
  • Para el acero, es válido el jabón. Si ha perdido brillo, te servirá el bicarbonato de sodio y un paño húmedo. Vigila también la presencia de óxido, que puedes limpiar con productos caseros como vinagre de manzana, limón o melaza.

¡Verás como enseguida la puerta de tu garaje queda como nueva!