electrodomésticos clase a

Son muchas las personas que no saben si merece la pena comprar electrodomésticos de clase A, aquellos que se caracterizan por tener la eficiencia energética más alta. Aunque de primeras resulten más caros al abonar el aparato, se trata de una gran inversión a medio y largo plazo, ya que pagarás menos factura eléctrica, optimizarás su uso y podrás sacarle un rendimiento que supere con creces el gasto inicial.

Este tipo de electrodomésticos destacan por tener capacidad para realizar su función con un consumo de energía menor. Para saber la clasificación, deberás acudir a las letras y colores que aparecen reflejados en la etiqueta. Los equipos más eficientes destacan por tener una A y el color verde, mientras que los peores en este aspecto tienen una D y el color rojo, que se aplica a los aparatos que más consumen.

La primera letra incluye hasta tres clases adicionales de eficiencia energética: A+, A++ y A+++. Por su parte la A y la B son de consumo moderado y los de alto consumo, la C y la D. En la Unión Europea es obligatorio que distintos tipos de electrodomésticos lleven este etiquetado. Son las secadoras, congeladores, lavadoras, hornos eléctricos, neveras, congeladoras o fuentes de luz domésticas.

Es prácticamente imposible, teniendo en cuenta su garantía, no amortizar el gasto antes de que finalice su vida útil. 

En el caso de la nevera, el congelador y la lavadora, resulta extremadamente importante comprar electrodomésticos de clase A, ya que están mucho tiempo encendidos y tienen un elevado consumo energético dentro de nuestros hogares. Recuerda que el etiquetado también contiene información sobre el modelo . el consumo anual de energía, los volúmenes internos de congeladores y refrigeradores o el nivel de ruido en decibelios.

Por ejemplo, en el caso de la lavadora, el índice de eficiencia energética se calcula como la relación entre la potencia consumida por hora y el peso máximo de la ropa cargada.En el caso de las lavadoras de clase A, el índice es inferior a 0,19 (kWh / kg), para la clase B, hasta 0,23.