Técnica de limpieza en forma de S: estas son sus ventajas

Conocer nuevas técnicas de limpieza puede ayudarte a ahorrar mucho tiempo. Por si todavía no has escuchado hablar de ella, hoy te traemos la técnica de limpieza en forma de S, un método muy sencillo a la par que eficaz que te servirá para cualquier superficie, como la madera de mesas, el mármol de las encimeras y, sobre todo, las superficies de cristal.

Se trata de un patrón de movimiento utilizando esta letra, y que debes aplicar con el objeto de limpieza que estés empleando, ya sea una bayeta, un trapo, un estropajo o un plumero, por ejemplo.

Cómo es la técnica de limpieza en forma de S

La técnica de limpieza en S se inicia desde las zonas más elevadas, desplazándote hacia abajo y siempre de izquierda a derecha. Evitarás dispersar el polvo y la suciedad y lograrás limpiar la superficie de manera uniforme, sin dejarte ninguna zona sin limpiar. Al comenzar desde arriba, los residuos siempre terminan en el suelo. Y el zigzag evita que el vidrio quede lleno de marcas.

La técnica no solo se aplica a superficies, sino a habitaciones enteras: puedes dividir el baño o la cocina en secciones y limpiar cada una de ellas -y a su vez, cada parte- en forma de S. Es importante ordenar previamente el espacio, utilizar tus propios limpiadores caseros y naturales, no despistarte con las esquinas ni olvidarte del suelo.

Prueba a limpiar tus electrodomésticos, el horno, los espejos o los cristales de la ventana en forma de S, y nunca volverás a hacerlo de otra manera.