El vinagre y el bicarbonato son dos fantásticos productos que puedes utilizar para realizar la limpieza de tu casa. De esta manera, beneficiarás a tus bolsillos y a tu ahorro doméstico y además, evitarás el uso de productos químicos.

Utilizando estos dos ingredientes juntos lograrás ahorrar dinero, ganar en efectividad y cuidar al medioambiente. Ambos tienen un carácter multiusos, neutralizan los malos olores y desinfectan todo tipo de objetos y superficies. Por ello, en este artículo repasamos algunas de las diversas aplicaciones del vinagre y el bicarbonato para la limpieza de tu casa.

Cómo usar el vinagre y el bicarbonato para las tareas de limpieza doméstica

  • Desatascar las tuberías: Vierte en primer lugar el bicarbonato de sodio y luego vinagre caliente. Ambos formarán una espuma que limpiará las tuberías y evitará los malos olores. Puedes emplear un desatascador.
  • Suavizante para la ropa: Mezcla una taza de bicarbonato, otra de vinagre blanco y dos de agua en un recipiente y añádelo a la lavadora. La combinación suavizará la ropa y evitará la acumulación de cal. 
  • Acabar con manchas y residuos de grasa: Puedes limpiar en profundidad superficies como hornos y placas, usando la mezcla como desinfectante y aplicándola con un cepillo de dientes. 
  • Añadiéndole limón, lograrás una potente pasta multiusos para limpiar superficies, desinfectar platos y cubiertos, eliminar manchas o hacer brillar metales.
  • Limpiar baños: El agua y el vinagre, por si solas tienen una gran utilidad para limpiar y desinfectar el exterior del inodoro, el lavamanos y las superficies en general. Para lavar la parte interna del inodoro, se recomienda el uso de vinagre puro y tallar con un cepillo para eliminar los anillos que se forman en la superficie del agua. La solución de agua y vinagre también es ideal para limpiar y desinfectar los suelos de tu hogar.

Y tú, ¿conoces más usos del vinagre y el bicarbonato para limpiar?

Fuente | VIX